Una vez nos llega la zanahoria recolectada de la huerta, nosotros la sometemos a un proceso de lavado, que incluye la eliminación de tierra, piedras, hierbas..que puediera incluir.

Después, llega el turno de la selección manual, donde las zanahorias que no cumplen con los criterios de calidad establecidos son desechadas.

Luego pasan por una máquina cepilladora tras la que la zanahoria pierde su película exterior, quedando con un tacto suave, un aspecto fresco y un color intenso.

Después del cepillado las zanahorias entran en la máquina Hidrocooling, que es un túnel de refrigerado, con esto se consigue que la zanahoria se enfríe desde el exterior hasta al corazón, evitando que pierdan su frescor. Este frío ya no lo abandonará en todo el proceso.

Por último pasan a la zona de calibrado y envasado. 

Publicado: 9 de Julio de 2014 a las 08:13