Con el verano llega uno de los mejores momentos para disfrutar de las frutas y las verduras. Crudas, en zumos, en batidos, sopas frías... representan un aliado indispensable de nuestra salud pero a la vez nos aportan un mundo de sabores, gracias a sus propiedades organolépticas -sabor, olor, aroma y textura- únicas. Además, son unos de los mejores alimentos para hidratarnos cuando el calor acecha.

Los beneficios principales de las frutas y verduras son:
 
1. Contribuyen al correcto funcionamiento del organismo: tomar frutas y verduras beneficia nuestra salud, ya que contienen fitoquímicos, elementos naturales con efectos muy positivos para nuestro cuerpo, que pueden actuar como antioxidantes, además de proporcionar sabor, color y aroma.

2. Contienen dosis importantes de vitaminas, fibra y minerales antioxidantes: en especial, contienen vitaminas C y E y betacarotenos (provitamina A), con propiedades antioxidantes, que actúan contra los radicales libres, de modo que contribuyen al mantenimiento de la salud celular.

3. Son aliados de tu hidratación: su alto contenido en agua y nutrientes beneficiosos convierte las frutas y las verduras en imprescindibles para el día a día. En verano, son una de las principales fuentes de hidratación, así que es clave que no bajes la guardia y no te saltes ninguna de las cinco raciones recomendadas al día entre frutas y verduras.

4. Dan más sabor, color y diversión a la dieta: las frutas y las verduras son los alimentos que más estimulan uno de los sentidos más importantes a la hora de comer: el gusto. En ellas encontramos tres de los cuatro sabores existentes: dulce, ácido y amargo. Por ello, podemos estimular el sentido del gusto combinándolas. Si optamos por consumir frutas y verduras de calidad disfrutaremos mucho más y nos beneficiaremos tanto de sus cualidades organolépticas (gusto, sabor, aroma y textura) como nutricionales (agua, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra). 

5. Aportan muy pocas calorías: por lo general, contienen muy poca cantidad de grasas, muy por debajo de otros postres, aperitivos o tentempiés. Por ello, una dieta rica en estos alimentos será baja en calorías y aportará las vitaminas y los nutrientes que tu organismo necesita.

6. Se pueden tomar de diversas formas: la fruta se puede consumir en macedonia, en brochetas, en zumo o  mezclada con yogur. Asimismo, las verduras podemos tomarlas en forma de ensaladas, crudités, sopas frías, en zumo combinadas con fruta, en cremas o purés.

7. Presentes todo el año: incorpora frutas y verduras en tu día a día, los 365 días del año. Los expertos recomiendan tomarlas de temporada, ya que están en su mejor momento y conservan perfectamente los nutrientes.

8. Varias raciones al día: Lo recomendable es consumir tres raciones de frutas y dos de verdura al día.


Publicado: 16 de Junio de 2015