Publicado: 9 de Junio de 2014

Nos encontramos en la comarca del Carracillo un lugar de producción de productos hortícolas y verduras que se encuentra en el número uno de la agricultura provincial y regional y en algunos casos incluso nacional.

En este lugar se encuentra el 80% de la producción hortícola de la provincia de Segovia y el 30% de toda Castilla y León. Todo ello con la máxima calidad, gran sabor y presencia.

La alternancia de temperaturas favorables para el cultivo, junto con sus arenas silíceas que son las más apropiadas, son las causantes de que las zanahorias de esta zona tengan un sabor característico, más intenso y una textura y brillo que les dan una calidad diferenciada.

Desde mediados del siglo pasado hasta hoy, el Carracillo ha sufrido un intenso avance en lo que a horticultura se refiere y hoy en día más del 80% de la población que vive en sus municipios, lo que supone más de 3.500 personas, sin contar los temporeros, se encuentran ligadas a este mundo, bien como productores o trabajando en las industrias de transformación que llenan el mapa de la comarca.

Gracias a su trabajo han conseguido que Segovia sea la principal provincia en el cultivo de hortalizas, con unas cifras de 5.700 hectáreas de cultivos hortícolas. De ellas, más de 3.000 hectáreas se encuentran en la zona del Carracillo. A la importancia en la cantidad de producción se une la calidad de los productos cultivados en esta zona y la importante inversión realizada en investigación e innovación para desarrollar productos de cuarta y quinta gama que se adapten mejor a las necesidades del consumidor actual.