Ideal para tomar antes de la cena, te sugiero tomarlo durante 15 días: "Es muy útil después de los excesos de Navidad o del verano o cuando te empiezas a cuidar para adelgazar ". Este caldo ayuda al hígado y a la vesícula a eliminar toxinas, al tiempo que estimula la función renal, para reducir la retención de líquidos. Las verduras que han sobrado al hacer el caldo pueden utilizarse para la guarnición del mediodía.

Ingredientes:

  • Media lechuga
  • Dos Puerros
  • Dos Zanahorias
  • Calabacín pequeño
  • Rama de apio
  • Dos Nabos
  • Repollo verde
  • Tomillo, laurel y estragón

Preparación:

Se llevan los ingredientes a ebullición en dos litros de agua sin sal y se mantiene todo a fuego lento durante 40 minutos. Pasado este tiempo, se retiran los vegetales y se reservan en la nevera. Se puede tomar frío o caliente, todo queda en función de los gustos y de la época del año. Ahora en verano, ¡entra mejor fresquito!

Publicado: 3 de Septiembre de 2014